Cómo encontrar el propósito de tu negocio y vivir de tu talento.

Cómo encontrar el propósito de tu negocio y vivir de tu talento.

¿Has pensado alguna vez qué se perdería el mundo si tú decidieras no trabajar?

¿Qué es aquello que dejarías de aportar a tu entorno si cerraras tu negocio y optaras por quedarte en la cama?

Si no te has conformado con trabajar para otros, si has creado tu propio negocio, es porque perseguías un sueño. Detrás de lo que haces cada día, hay un por qué. 

Es posible que no seas del todo consciente, pero allí está. En la mayoría de los casos, pasamos de puntillas por las cosas, actuamos de forma rápida en el día a día, sin tiempo para tomar consciencia de cuál es nuestra motivación verdadera.

No nos engañemos: a partir del inicio de la pandemia las cosas están difíciles, y más aún lo van a estar. Por eso, y con más razón, ahora más que nunca necesitaremos un buen anclaje por el que valga la pena sufrir, perder horas de sueño y resistir con la puerta abierta aunque los ingresos no lleguen de inmediato.

Emprender no es fácil ahora, pero es que no lo es en ningún momento ni circunstancia. Implica mucho esfuerzo, trabajo, y la gestión de una montaña rusa de emociones. Créeme si te digo que sé de lo que hablo, porque he estado allí muchísimas veces. 

Por eso, a lo largo de este artículo, quiero ayudarte a descubrir ese propósito, y compartir contigo 5 claves que te ayudarán a llevar adelante un negocio que haga realidad esta misión vital, más allá de las crisis, los cambios y a incertidumbre. 

 

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Piensa en grande. Tu propósito puede ser transformador. 

 

Plantearte por qué estás aquí es una gran pregunta que pocas veces nos hacemos. En gran parte, nos da miedo. Porque pensar en nuestro propósito implica pensar en grande. 

Las mujeres solemos emprender desde un lugar diferente al de los hombres. Muchas veces lo hacemos movidas por la conciliación, y muchas veces, también, nos quedamos en un segundo plano. 

No emprendemos para triunfar, por un tema de EGO. En consecuencia, como jugamos en otra división, pensamos en pequeño. Y ese pensar en pequeño nos impide conectar con nuestro propósito, que puede ser la bomba. 

Al escuchar a mis clientas de mentoría, siempre puedo ver misiones vitales escondidas, nadando por debajo de sus palabras, incluso cuando ni ellas mismas son conscientes de ello o no saben cómo expresarlas. 

Veo de forma clara qué y cómo están aportando a su entorno. aunque muchas veces ellas no se lo acaban de creer.

Ser consciente del porqué y para qué trabajas, más allá del dinero, hará un CLIC en tu cabeza. De manera natural empezarás a hacer las cosas con un plus de coherencia y mimo que ¡es lo que aporta verdadero valor y te diferencia de cualquier otra marca!

 

Cómo llegar a encontrar tu propósito

 

Al inicio de este artículo, te lanzaba una pregunta difícil de responder: ¿qué se perdería el mundo si tú decidieras dejar de hacer lo que haces?

Es difícil, sí, pero cuando llegas a la respuesta, pensarás “¿cómo puede ser que esto no lo supiera?”

Y fíjate, al preguntarte qué pasaría si tú no te levantaras para ir a trabajar, estás haciendo dos cosas:

  1. ganar foco
  2. tener un anclaje emocional potente.

Ahora bien, es importante que contestes desde las entrañas, sin pensar en una frase de marketing bonita. 

Y tampoco te censures, pensando en que sonarás vanidosa o ególatra.  

Somos muy grandes, y podemos ser muy grandes. Solo tenemos que darnos permiso para descubrirnos.

 

Ejemplos de propósitos de negocio transformadores

 

Quizás te estés preguntando cuál es mi propósito… así que para que te sirva de ejemplo de lo que estás buscando, te diré que consiste en transformar la mentalidad de muchas mujeres para que crean que sí son capaces de hacer lo que quieren, que no tienen por qué conformarse con hacer sólo «lo que toca». 

Eso es por lo que yo me levanto de la cama: para llenar el mundo de mujeres independientes económica, emocional y mentalmente. (Oye, que tengo 3 hijas, y así me gustaría que pudieran vivir su vida: libres).

Para conseguir todo esto, el dinero y la independencia económica, son indispensables. Así que la manera en la que yo puedo materializar esta misión (por formación y por experiencia) es a través de mis mentorías de negocios y de formaciones online para emprendedoras. 

¿Empiezas a ver con mayor claridad el tema del propósito?

Fíjate en estos otros ejemplos, todos ellos, de emprendedoras que trabajan conmigo en mi programa de Mentoring 360, y se han hecho la pregunta que te propongo al inicio de este post: ¿qué se perdería el mundo si ellas dejaran de trabajar?

 

“Se perdería una gran oportunidad de que las marcas (negocios) consigan un mayor auto-conocimiento, mayor orgullo de sí mismas y por tanto, que tengan nuevos recursos para comunicar y venderse desde otro lugar”. (Laura Yago, storytelling Comercial en Laura Yago).

“Se perdería que haya alguien honesto y profesional (yo) capaza de acompañar a personas que se han sentido juzgadas, que se sienten culpables por cómo se relacionan con la comida y con su cuerpo. Se perdería establecer confianza y poder crecer (ellas y yo). Se perderían momentos clave de reflexiones y experiencias compartidas”. (María del Mar Cinto, Psicóloga-Nutricionista en Idou Psicología)

“Si yo me quedase en la cama, los adultos se perderían descubrir una nueva forma de educar basada en la esencia, la autenticidad y la conexión con que educas cuando te reconectas contigo misma, siendo auténtica y sencillamente tú. Se perderían aprender a volar en libertad para acompañar a los niños y niñas libres y auténticos que quieren”.  (Yessica Clemente, fundadora de Rejuega.) 

“Al mundo le faltaría hoy una mujer cada día más fuerte, y que ha decidido no parar en su empeño por impulsar y sensibilizar para que se entienda que el equilibrio entre todas las áreas de nuestra vida, no solo es justo, sino que es posible”. (Tania Camon, Coaching integrativo-Consultoría en taniacamon.com )

“Si no me levanto de la cama muchos negocios liderados por mujeres se quedan sin el «viaje estelar», hasta el infinito y más allá, que les proporciono a través del diseño y la estrategia de marca”. (Andrea Martínez, diseñadora en Andreampros Design)

 

En definitiva, si te fijas, la mayoría de personas perseguimos propósitos similares: hacer un mundo mejor, más justo, más equitativo… Son grandes propósitos, que pueden compartir negocios totalmente diferentes. 

Por eso, es perfectamente normal si el propósito de tu negocio es el mismo de otra gente. Te diferenciarás con lo que haces y, especialmente, con cómo lo haces. 

Así que te animo a que tú también te preguntes qué se perdería el mundo si no te levantaras de la cama. 

Porque una vez que tomas consciencia de que el mundo no se puede perder lo que haces, te darás valor a ti misma.

Estarás preparada para brillar, y para surfear las olas que vengan. Lo que nos lleva al siguiente punto… 

 

Créetelo. Tú eres la líder de tu negocio

 

Si has decidido montar un negocio, tienes que creértelo. Tienes que reconocerte como líder.

Y no me refiero al reconocimiento social, a que los demás te reconozcan como líder, sino que, en este punto, lo principal es que te reconozcas tú.

Muchas veces, la mujer emprendedora tiende a verse como algo muy pequeño, inexperto… Sobre todo cuando se encuentra en fases iniciales de su negocio, o cuando siente que su entorno no la apoya. 

Así que me gustaría romper con esta creencia limitante, y que empieces a darte el protagonismo que mereces. 

Tú eres la líder de tu negocio y esto va a funcionar en la medida en que seas capaz de llevar a cabo ese liderazgo

Porque se trata de una cuestión de mentalidad, de creértelo. 

Y para ello no hace falta tener delirios de grandeza. Puedes no tenerlos, puedes querer vivir de tu talento y, a la vez, compatibilizar tu trabajo con el cuidado de tu familia, pero no por eso debes sentirte pequeña.

 

Cuidar de ti es cuidar de tu negocio

 

A lo largo de los años, nos han enseñado que deberíamos escoger entre nuestra vida personal y nuestra profesión, o bien, entre cuidar a nuestra familia o ser empresarias. 

Pero lo cierto es que podemos elegir todas estas cosas. No le restan valor a lo que hacemos. Es más, me atrevo a decir que, por el contrario, suman aún más valor. 

Y es que el epicentro de nuestros negocios no está en las ventas, ni en el marketing… sino que es algo que nace de nosotras mismas: el inicio del negocio eres tú.

Tú eres el epicentro, todo empieza en ti. Todo lo que tú eres y lo que quieras ser es lo que va a impregnar tu marca.

Lo que eres hoy, y en lo que te vas a convertir a través de formaciones, de tu experiencia, de enfrentarte a retos… todo eso es lo que va a mover la energía de tu negocio.

Reconocer cómo es la energía que se mueve en nosotras y aprender a domesticarla va a ser clave en el desarrollo de tu negocio.

No todo son los conocimientos empresariales. Cuidar de ti también es cuidar de tu negocio.

Tú eres la líder, tú eres la responsable, y por lo tanto, tu estado emocional puede ser determinante para el éxito, la paciencia, la constancia, la motivación de tu negocio, así como, también, para la reinvención si se diera el caso.

Ahora bien, sé que no siempre es fácil lidiar con todas las emociones que conlleva liderar un negocio. Así que, a continuación, te propongo que nos detengamos a pensar en ello.  

 

Aprende a gestionar la montaña rusa de emociones que supone liderar un negocio

 

Ya sabes lo que dicen: no es valiente el que no tiene miedo, sino el que, a pesar de su miedo, se enfrenta a él. Y tú te has enfrentado a todos tus miedos el día en que decidiste emprender y apostar por tu proyecto.

Pero emprender es un viaje largo, en el que suceden un montón de cosas. Hay días en los que estarás de subidón. Otros en los que estás de bajón. Y otros en los que, a lo largo del día, vas pasando por diferentes estados. ¡Es como una montaña rusa! 

Por eso, sinceramente, gestionar tus emociones es uno de los retos más importantes que tienes en tu negocio.

No es poner precios, no es salir a vender, no es crear un gran catálogo… sino que tu primer gran reto es gestionar tu energía.

 

¿Qué puedes hacer, entonces, para gestionar este vaivén de emociones?

 

Para empezar, reconocer tus fortalezas, tus valores y tu propósito transformador te va a anclar al éxito, y te ayudará a superar las emociones negativas.

Una vez que has identificado qué es lo que se perdería el mundo si tú no te levantaras de la cama, entonces habrás reconocido tu valor, aquello que haces bien y que estás aportando a tu entorno. Y esto te va a ayudar a superar esos baches.

Y, por otra parte, reconocer tus miedos, y los límites que te autoimpones, te ayudará a vencerlos.

Muchas veces, el diálogo que mantenemos con nosotras mismas no habla de nuestras fortalezas ni de las oportunidades que tenemos por delante sino que se centra en lo que nos frena… ¿Por qué sigues ahí, escuchando Radio Boicot?

El tiempo que nos falta, los imprevistos que nos surgen, el conocimiento que aún no tenemos… nos impiden ver todo lo que podemos hacer, y que ya estamos haciendo. 

Por eso, te propongo que te enfrentes a tus miedos sintiéndolos como algo estimulante para seguir adelante. 

Y, sobre todo, disfruta muchísimo del camino. Porque, cuando echas la vista atrás, te sorprenderá ver todo el recorrido que has hecho.

 

Crea un negocio a medida de tu propósito

 

Hasta aquí hemos hablado sobre cómo encontrar tu propósito, y sobre cómo podrá ayudarte a surfear las diferentes olas emocionales a las que te enfrentarás con tu negocio.

No confundas el hecho de tener una Misión Vital con una excusa para regalar tu trabajo, no cobrando lo que mereces.   

Por el contrario, tu propósito te dará mucha claridad a la hora de tomar decisiones, ya que podrás valorar con precisión qué acciones te ayudarán a alcanzarlo, y cuáles no.

  • Al identificar tu propósito, te será más fácil encontrar cuál es el lugar desde el que podrás diferenciarte y brillar con luz propia, porque tendrás claro cuál es el valor de lo que ofreces.
  • También podrás comunicarte mejor y conectar con las necesidades básicas de tus clientes, con el cerebro reptiliano: el más instintivo de todos, y totalmente determinante de las decisiones de compra.
  • Y, al mismo tiempo, identificar tu propósito te dará un mayor conocimiento de tu negocio, lo que te ayudará a desarrollar un plan de ventas efectivo, que te acerque a tus objetivos. 

Yo creo en los productos y servicios singulares, que son diferentes, que cuidan el detalle y están llenos de valor. Son competitivos en el mercado, porque están pensados para alcanzar un propósito transformador, satisfacer la necesidades de tus clientes y superar sus expectativas.

Solamente en la medida en que seas capaz de crear esta oferta irresistible y conectar con tu cliente de forma honesta y sencilla, te vas a ir acercando a las ventas, la realidad que te va a permitir ingresar el dinero que necesitas para vivir de tu talento

 

Y ante el cambio y la crisis, ¿qué?

 

Muy a menudo, las crisis tienen que ver con el entorno y en eso poco puedes hacer tú. Pero lo que sí puedes decidir es cómo te enfrentas a esos cambios. 

Mi recomendación es que no temas salir de tu zona de confort, porque es precisamente esta mentalidad la que te va a permitir destacar en el mercado y quedarte en él.

Enfrentarte a una crisis desde una actitud de desafío, aceptando el miedo que infunde pero estando dispuesta a convivir con él, te permitirá estar más lúcida para detectar oportunidades y avanzar en la dirección correcta. 

Porque la realidad es que el concepto «cambio continuado» ha llegado para quedarse. Desde la revolución industrial se habló de la «rapidez de los cambios», imagínate qué risa si comparamos ese ritmo con la vertiginosa velocidad a la que hoy tenemos que adaptarnos a «lo nuevo».

Nunca como ahora (y viene mucho más de lo mismo) tu capacidad de innovación, de transformación, de adaptación y de creatividad puede marcar tu futuro, empresarial y profesional.  Por eso, es necesario que rompas cuanto antes con tus barreras y te atrevas a observar, a mirar ahí fuera y a explorar el océano, para encontrar tu lugar.

¿Por qué? Porque si no te adaptas a este cambio, serás desplazada.

Ante el cambio puedes quedarte paralizada, viendo cómo los demás juegan la partida, mientras tú te quedas atrás. O puedes decidir jugar. Y, para jugar, la clave es anticiparte. 

Para eso, necesitas tener la mirada atenta y puesta en el mercado, para detectar tendencias y convertirlas en oportunidades, porque esto puede ser tu gran ventaja competitiva. 

Ahora es cuando toca preguntarse ¿para qué me sirve tener claro mi Propósito de negocio en esto de superar crisis?

Amiga: tener claro el Propósito de tu Negocio va a ser el anclaje emocional que necesitarás para mantener el foco, el ánimo y la ilusión necesarias para seguir al pie del cañón, innovando, diversificando o reinventándote si te hiciera falta.

Porque existen muchas, muchísimas, maneras de hacer realidad una misma misión vital. 

 

Si te ha gustado, comparte:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
single post entrada blog
SOY GLORIA, TU MENTORA

Cuando hace 15 años decidí montar mi negocio, me hubiese encantado encontrar a una mentora que me llevase de la mano en línea recta, me evitase errores innecesarios y pusiera a mi alcance toda su experiencia y sus contactos… 

Entonces esto aún no existía o yo no supe encontrarlo. Pero hoy…  ¡aquí me tienes!

Lista y dispuesta a enseñarte a construir un negocio que funciona. ¡Va por ti!

Entérate de todo

Suscríbete al Club de Negocios que Funcionan

Recibirás contenido exclusivo, solo para miembros, y ofertas especiales para ti que no publicamos en la web.

Usaremos esta información para enviarte contenido gratuito relacionado con tu Crecimiento Empresarial así como ofertas comerciales sobre nuestros servicios y productos. En cualquier momento podrás darte de baja a través del enlace que encontrarás al pie de todos nuestros emails.
¿CONECTAMOS?
LOS MÁS LEÍDOS

También te puede interesar:

WEBINAR GRATUITO

5 ERRORES FATALES
QUE NO DEBERÍAS COMETER
AL CREAR UN CURSO ONLINE.

Martes, 19 de mayo (12h)

Ha llegado el boom de la formación online. Si vas a hacerlo, hazlo bien..

CURSO GRATUITO

¿Quieres un negocio
a pleno rendimiento?

Descubre los 5 escenarios que indican que algo no va bien y cómo resolverlo.
MENTORING 360

MENTORING 360

INICIO: 28 de SEPTIEMBRE
- 10ª edición -

Últimas 5 plazas
*Ya se han vendido el 75% de plazas disponibles

¿Quieres un negocio sólido y rentable con una Estrategia para activar tus ventas?

Te propongo un viaje de transformación,
de emprendedora a empresaria
para liderar tu negocio con seguridad.

Mentoring 100% personalizado
Grupo reducido: 5 personas.
Exclusividad en tu Sector

Apúntate AHORA para recibir información
y no quedarte sin tu plaza.